En este tipo de pruebas se estudia:

  • Identificación de alteraciones de origen físico o químico en un documento, añadidos, enmiendas, tachaduras, correcciones, borrados, etc..
  • Análisis y discriminación de tintas.
  • Superposición de trazos.
  • Análisis de documentos impresos.
  • Análisis y detección de fraudes en documentos bancarios (cheques, etc.), papel moneda, documentos de identidad, etc.

La podemos emplear en los procedimientos CIVILES, sobre documentos como ejemplo, cheques, letras, pagarés, contratos de alquiler, textos que acrediten deudas, testamentos ológrafos, documentos privados, cartas, sobres, pólizas, seguros, escritos, etc. En cuanto a los procedimientos PENALES se emplea para casos de falsificación de firmas, documentos, etc. Y en los procedimientos LABORALES, cuando se duda de firmas estampadas en finiquitos, recibos, justificantes, etc.